» Opinión

Sandra Ballesteros

Cuotas… ¿voluntarias?

Como cada inicio de ciclo escolar salen a relucir los casos donde directivos de escuelas condicionan la inscripción del alumnado, al pago de las famosas cuotas, que se supone deben ser “voluntarias”.

Pero ahora, para beneficio de muchos padres, surge una nueva modalidad de aportación y no precisamente en dinero o en especie, pero sí a través de trabajo voluntario.

Así es: la Secretaría de Educación lanzó la opción de que los padres o tutores que no tengan para pagar estas cuotas pueden sustituirlas con mano de obra.

Para ello deberán coordinarse con los directivos de las escuelas o a través de los comités de Padres de Familia, para limpiar, pintar o realizar ciertas reparaciones en los planteles educativos, situación por la que puedan preguntar en las escuelas.

Es cierto que hay muchos casos donde los directivos de escuelas abusan, pero también es cierto que hay padres de familia que, lejos de buscar una solución como esta, de aportar su mano de obra, prefieren hacerse “de la vista gorda”.